Tarta de queso tradicional

Por fin os traigo la receta de mi tarta favorita, la tarta de queso tradicional. Esta no es la típica cheesecake con base de galleta y mermelada por encima, sino que se hornea directamente formando una corteza dulce con un sabor tostado riquísimo.


Esta vez, he optado por la versión simple con un toque de vainilla pero perfectamente la podéis modificar con ralladura de cítricos o algún otro saborizante. Además la cantidad de azúcar que he puesto yo deja la tarta ligeramente dulce así que si lo preferís, podéis añadir alguna cucharada más, eso queda a vuestra elección.

Tarta de queso tradicional

Ingredientes

  • 375gr yogur natural

  • 250gr queso crema (no light)

  • 80gr azúcar (blanco o moreno)

  • 4cdas maicena

  • 3 huevos

  • 1cdita extracto de vainilla

Preparación

Precalentar el horno a 170ºC con calor arriba y abajo y engrasar y enharinar un molde de 15cm de diámetro (si no tenéis puede ser de 18cm o 20cm). 


*Yo puse también papel vegetal en la base para facilitar el desmoldado y evitar que la masa se saliera por los huecos, ya que mi molde era desmontable*


En un bol batir los yogures con el queso crema hasta que no queden grumos.


Añadir los huevos y el azúcar y mezclar bien. 


Tamizar la maicena, agregar la vainilla y batir hasta que quede una masa homogénea.


Transferir la masa al molde, colocar el molde en una bandeja de horno y hornear 40 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar un palillo en el centro, este salga limpio.


Sacar el molde del horno y dejar que se enfríe por completo encima de una rejilla.


Tapar con film y dejar en la nevera toda la noche para que se asiente. Tras este tiempo, el desmoldado será muy fácil y es recomendable sacar la tarta de la nevera una hora antes de servir.