Tarta de manzana

El otro día fue el cumpleaños de mi abuelo y, cómo no, quise hacer la tarta para la celebración. La cosa es que a él la única tarta que le gusta es la de manzana así que me propuse hacerle una riquísima y no demasiado dulce.

Esta receta combina el crujiente de la base de masa quebrada, la suavidad de la crema pastelera de vainilla y el dulzor de la manzana con un toque de canela haciendo el conjunto un bocado irresistible!!


Tarta de manzana

Ingredientes (base)

  • 180gr harina

  • 2cdas azúcar

  • 1cdita sal

  • 110gr mantequilla fría

  • 1 yema

Ingredientes (crema pastelera)

  • 250ml leche

  • 1cda extracto de vainilla

  • 3 yemas

  • 3cdas azúcar

  • 2cdas harina o maicena

Ingredientes (capa manzanas)

  • 3 manzanas reineta o de cocina

  • 1 limón

  • 2cdas azúcar

  • 1cdita canela

  • 2cdas mantequillla

  • Mermelada de melocotón


Preparación

Para hacer la base, triturar en una procesadora de alimentos o en un bol con un ayuda de un tenedor la harina, el azúcar, la sal y la mantequilla fría cortada en cubitos hasta que quede una mezcla con textura arenosa. Añadir la yema y batir hasta formar una bola de masa. Refrigerar 1 hora.


Para la crema, poner a calentar en una cazuela la leche junto con la vainilla. Mientras, batir las yemas con el azúcar y la harina hasta formar una crema de color claro.


Una vez comience a hervir la leche incorporarla a la mezcla anterior cucharada a cucharada sin parar de batir para no cuajar las yemas.


Pasar toda la mezcla de nuevo a la cazuela y calentar a fuego medio sin parar de batir hasta que espese. Pasar por un colador a un bol limpio y tapar con film. Dejar enfriar hasta el momento de uso.


Estirar la masa de la base en una superficie enharinada hasta que tenga un diámetro un poco mayor que el del molde de tarta (yo usé uno de 20 centímetros de diámetro).


Colocar la masa en el molde apretando bien contra lo bordes para que no quede ningún espacio sin cubrir o con un hueco de aire. Dejar en la nevera 1 hora más.


Precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.


Para las mazanas, mezclar el jugo y ralladura del limón, el azúcar y la canela en un bol grande.


Una a una, descorazonar, pelar y cortar en finas rodajas las manzanas. Los trozos de manzana hay que echarlos en el bol cubriéndolos bien con la mezcla anterior para que no se oxiden.


Una vez hecho esto, sacar de la nevera la base y echar la crema pastelera encima extendiéndola bien.


Colocar las manzanas encima haciendo un diseño bonito bien pegadas unas a otras y hundiéndolas bien en la crema para que se cocinen correctamente.



Trocear la mantequilla por encima y hornear durante 40 minutos. A mitad de proceso colocar un trozo de papel de metal sobre la tarta para que no se quemen los bordes.


Sacar del horno y pintar con la mermelada de melocotón caliente. Dejar enfriar por completo en una rejilla antes de desmoldar y servir!!


Recomiendo guardar en la nevera para que se mantenga mejor. Espero que os guste!!!