Rollos de canela

Esta es una receta deliciosa de pan dulce de origen sueco que se caracteriza por su relleno en espiral de canela y por estar decorado con un glaseado simple.

Esta es la versión clásica de los rollos de canela o kanelbulle pero es muy versátil, así que podéis cambiar el relleno a vuestro gusto o incluso rellenarlos de algo salado que seguro que queda muy bien.

Rollos de canela

Ingredientes (masa)

  • 60ml agua caliente

  • 1cdita azúcar

  • 1 sobre levadura seca de panadero

  • 2 huevos (a T.A.)

  • 180ml leche (a T.A.)

  • 56gr mantequilla

  • 60gr azúcar

  • 1cdita sal

  • 1cdita extracto de vainilla

  • 450gr harina

Ingredientes (relleno)

  • 56gr mantequilla derretida

  • 150gr azúcar moreno

  • 60gr azúcar

  • 1 y 1/2cdas canela en polvo

Preparación Mezclar agua caliente, cucharadita de azúcar y levadura en un bol pequeño y dejar reposar 5 minutos.

En un bol aparte, batir los huevos con la leche, la otra parte del azúcar, mantequilla, sal y vainilla.

Incorporar la mezcla de levadura y transferir todo  junto con la harina al bol de una batidora con el complemento del gancho amasador.

*También se puede hacer a mano pero recomiendo utilizar la batidora, aunque sea de mano*

Batir a velocidad media hasta que quede una masa elástica que se despegue de las paredes del bol.

Pasar la masa a un bol engrasado con aceite vegetal y tapar bien con film y un trapo. Dejar reposar una hora hasta que doble su volumen.


Cuando ese tiempo haya pasado, estirar la masa en una superficie enharinada hasta formar un rectángulo de 38x23cm.


Mezclar los azúcares y la canela del relleno y pintar bien la masa con la mantequilla derretida.


Espolvorear con la mezcla de azúcares generosamente.


Empezar a enrollar la masa por el lado más largo apretando bien para que no se queden huecos de aire. Una vez se llegue al final, con un cuchillo dividir en 12 rollos del mismo grosor.


Engrasar con un poco de aceite el molde o los moldes en los que se vayan a hornear e ir depositando uno a uno los rollos dejando una pequeña separación entre unos y otros.


Volver a tapar con film y dejar en un lugar cálido una hora más.


Cuando pase ese tiempo, precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y pintar los rollos con mantequilla derretida.


Con el calor solo abajo, hornear por 25-30 minutos hasta que estén dorados.


*Recomiendo que los conservéis en una fuente tapados (una vez se hayan enfriado por completo) o con un trapo por encima*