Magdalenas de nata


Las magdalenas de nata son un clásico que todo el mundo ha probado alguna vez. Son las típicas magdalenas de pueblo con miga esponjosa y crujiente capa de azúcar en el copete.


Me encantan por ese sabor suave y un poco cítrico, y también porque son algo muy agradecido y que además cualquiera puede hacer sin dificultad aunque lo suyo no sea la cocina!!

Magdalenas de nata

Ingredientes

  • 3 huevos medianos

  • 125gr azúcar

  • Ralladura de algún cítrico (yo usé de mandarina)

  • 125ml aceite vegetal

  • 50gr nata para montar

  • 180gr harina

  • 1/2 sobre de levadura Royal

Preparación

Preparar una bandeja de magdalenas con 12 cápsulas de papel.


En un bol grande, batir los huevos con el azúcar a velocidad media-alta 10 minutos.


Añadir la nata junto con el aceite y la ralladura sin parar de batir a velocidad media para que no se baje la mezcla. Batir 3 minutos más.


Paramos la batidora y tamizamos encima la harina junto con la levadura y añadimos un pellizco de sal. Incorporamos con movimientos envolventes hasta que se forme una masa sedosa. Es importante hacerlo con cuidado para que no se pierda el aire y no mezclar exceso.


Dejar reposar la masa unos minutos y precalentar el horno a 230ºC con calor arriba y abajo.

Una vez esté caliente el horno, rellenamos las cápsulas hasta un poco más de 2/3 de su capacidad y espolvoreamos azúcar blanco por encima de cada una.


Bajar la temperatura del horno a 210ºC y hornear, con el calor sólo abajo, durante 16 minutos o hasta que estén doraditas y al pinchar un palillo en el centro de una, éste salga limpio.


Dejar enfriar en una rejilla por completo antes de servir y conservar tapadas para que aguanten mucho más!!