Gales y Londres 2018

Este verano he viajado con mi familia a uno de los lugares más bonitos e interesantes que he visitado, Gales. Os recomiendo que vayáis porque a mí me ha encantado. Los paisajes, la comida, la gente, el clima… ¡todo! Es una experiencia genial y la repetiría sin dudarlo.


Durante nuestra estancia sólo llovió un día, lo que nos permitió visitar muchos de los lugares que estaban cerca de nuestra ciudad, Monmouth.


Probamos la comida típica de allí que son los fagots con gravy y mushed peas que son albóndigas gigantes hechas con carne picada y corazón de cordero servidas con una salsa espesa y sabrosa hecha con los jugos de la carne y puré de guisantes. Yo no soy muy fan del cordero así que me fié de mis familiares que dijeron que estaban riquísimos…


Creo que una de las cosas que más me gustó ver fueron los pequeños mercados interiores llenos de puestecillos de comida casera y productos hechos a mano. Probé los Welsh cakes, dulce típico de allí y me encantaron. Cogimos el clásico con pasas, con chips de chocolate y con mermelada de fresa y todos deliciosos.


Después de pasar unos días en los alrededores de Monmouth, cogimos el coche en dirección a la ciudad de Cardiff donde se encontraba el restaurante donde íbamos a comer, el Jamie's Italian.


Jamie Oliver es un chef británico conocido mundialmente por su forma de cocinar que mezcla la cocina italiana y la oriental. Gracias a la experiencia que adquirió trabajando y a sus mentores ha conseguido crear un gran imperio culinario y por eso le admiro tanto.


En esta ocasión, conseguimos reservar mesa en el Jamie's Italian de Cardiff que se encuentra en el centro comercial de St David’s Dewi Sant. Fueron muy amables, el local era muy bonito y los precios para nada exagerados.


Decidimos probar tres entrantes, tres principales y 2 postres que demostraron la calidad de la comida italiana y cómo con una combinación simple de ingredientes se pueden preparar platos riquísimos sin necesitad de excesiva elaboración.


Cauliflower soup: crema de coliflor con un toque de parmesano y aceite de oliva virgen extra.

Truffle tagliatelle: pasta casera con salsa de trufa y nuez moscada.

Tomato bruschetta: tosta con tomates cherry horneados con ajo y orégano, mozzarella, aceite de oliva virgen extra y albahaca.

Tagliatelle bolognese: pasta casera con ragù de ternera, cerdo y vino tinto con parmesano.

Jamie's steak tagliata: filete de ternera del valle de Dedham con tomates horneados, rúcula, parmesano, vinagre balsámico y aceite de oliva virgen extra.

Prawn spaghetti: pasta casera acompañada de langostinos con ajo, tomates, hinojo, azafrán, chili y rúcula.

Rich chocolate brownie: brownie con salsa de chocolate, helado de palomitas de caramelo salado y palomitas caramelizadas.

Lemon sorbet: sorbete de limón casero y fresquito.


No nos excedimos con las raciones porque aún quedaba bastante por ver y mucho que caminar...


Muy cerca del restaurante encontramos el mercado de Cardiff y eso sí que era precioso porque podías ver todos los productos artesanales que elaboraban allí delante de ti y las frutas, verduras, carnes y pescados frescos de esa misma mañana. Aquí os dejo algunas fotos que pude sacar para que os hagáis una idea...

Tras la semana que pasamos en Gales, dejamos la casa que habíamos alquilado y nos fuimos hasta Londres para pasar allí 3 días antes de volver a España. En Londres nos dedicamos a hacer turismo y a visitar los lugares más emblemáticos.


Uno de los sitios que yo quería ver sí o sí era la cafetería Crumbs & Doilies del Soho. Soy muy fan de su fundadora y dueña Jemma, gran amiga de Jamie Oliver, desde hace varios años. Me encantan su creatividad, su repostería y su manera tan alegre de ser. Es toda una inspiración para mí.


Pude sacar unas pocas fotos de algunos de sus productos (incluyendo los mandiles, llaveros, guantes… que vende allí) y, por supuesto, probar los cupcakes de triple chocolate y de strawberry cheesecake que estaban buenísimos…


Y por último, también visitamos el famoso centro comercial de Harrods que es bastante impresionante, la verdad, tanto por la gran variedad de cosas que venden como por los elevados precios!!! Para acabar el post os dejo fotos de las zonas de pastelería y frutería que son las que más me gustaron...


Espero que os haya gustado este post que da una pequeña idea de lo que te puedes encontrar en Gales y Londres relacionado con la cocina; y también espero que podáis viajar hasta allí y disfrutéis mucho de lo que pueden ofrecer!!!