Curry de pollo con berenjena


Ya era hora de subir una nueva receta y, en mi opinión, ¿qué mejor que una comida saludable y llena de sabor como es el curry?


Personalmente, no pienso que haya que usar especias concretas para hacer este plato, sino que lo mejor es ir probando y aprovechar lo que tengamos en la despensa sin complicarnos en exceso.



Además, como siempre, podéis cambiar la receta en varios aspectos como sustituyendo la berenjena por setas o calabacín, o usando pavo o ternera o incluso tofu en vez de pollo.


Curry de pollo con berenjenas

Ingredientes

  • 500gr pollo en dados

  • 1 cebolla

  • 2 dientes de ajo

  • 1 tomate

  • 1cda curry en polvo (o pasta de curry)

  • Cardamomo (yo puse 3 vainas enteras y luego las quité pero recomiendo usar 1/2cdita de cardamomo molido si no encontráis en vainas)

  • 1/2cdita de cilantro en polvo (o semillas)

  • 1/2cdita canela molida

  • Pellizco de cayena molida

  • 1 berenjena mediana

  • 1cda de salsa de soja (opcional)

  • 4cdas de tomate triturado

  • Agua o caldo

  • 1 puñado de espinacas troceadas


Preparación

Cortar la cebolla y el tomate en trozos, picar finamente el ajo y cortar en dados la berenjena.


Calentar en una cazuela grande un poco de aceite de oliva o de sésamo a fuego medio para marcar el pollo.


A medida que se va marcando, pasar el pollo a un plato mientras continuamos con el resto de la preparación.


Añadir un poco más de aceite a la cazuela una vez esté todo el pollo preparado, echar la cebolla y el ajo y cocinar hasta que la cebolla esté tostada.


Añadir el curry y demás especias y cocinar mezclando bien para que no se pegue nada a la cazuela durante 1 minuto.


Añadir la berenjena y cocinar 2 minutos más para que quede bien cubierta con las especias.


Echar el agua o caldo hasta que justo cubra las verduras y bajar el fuego.


Una vez empiece a hervir, añadir el pollo, el tomate triturado y la salsa de soja y mezclar bien. Cocer, con la cazuela tapada, durante un mínimo de 20 minutos.


La idea es que cuanto más tiempo está el pollo cociendo a fuego suave, más sabores va a coger y más tierno va a quedar.


Cuando probemos el pollo y creamos que ya está perfecto, añadimos las espinacas y sal al gusto, y ya está listo!!


Yo lo serví sólo y espolvoreé unas almendras troceadas por encima, pero si queréis algo más completo, podéis servirlo sobre una cama de arroz o de pasta para aprovechar mejor la salsa del curry y, en vez de almedras, espolvorear cacahuetes, un poco de lima o limón, o directamente unas hojitas de cilantro fresco.


Espero que lo disfrutéis mucho y que publiquéis algún comentario con ideas para las próximas recetas que queráis ver!!