Cupcakes de Earl Grey

Estos cupcakes tienen un sabor muy especial y característico a un té inglés llamado Earl Grey.

En esta receta he puesto ese sabor tanto en los esponjosos bizcochos como en el suave frosting.

Os recomiendo rellenar los cupcakes de cualquier mermelada que queráis ya que quedan mucho más ricos.

Cupcakes de Earl Grey

Ingredientes (bizcochos)

  • 125gr harina

  • 1 y 1/4cditas levadura

  • 1/4cdita bicarbonato

  • 125gr azúcar

  • Pellizco de sal

  • 125gr mantequilla (a T.A.)

  • 2 huevos 

  • 1 y 1/2cdas leche infusionada (receta en la preparación)

Preparación Leche infusionada: 100ml leche + 1cda o 2 bolsitas de té Earl Grey.

  • A fuego medio-alto calentar la leche con el té hasta que justo empiece a hervir.

  • Bajar el fuego al mínimo, dejar que se caliente 2 minutos.

  • Seguidamente quitar del fuego, tapar y dejar que se enfríe por completo. (La tenemos que colar cuando ya esté fría para poder utilizarla).

Precalentar horno a 170ºC con calor arriba y abajo y preparar una bandeja de cupcakes con 12 cápsulas.

En un bol grande tamizar la harina, levadura y bicarbonato. Mezclar con el azúcar y la sal.

Agregar la mantequilla y los huevos y batir, a velocidad media, 1 minuto.

Limpiar bien las paredes del bol, agregar la leche y batir 30 segundos más.

Rellenar cada cápsula 3/4 de su capacidad y hornear, con calor abajo, por 20 minutos aproximadamente.

Ingredientes (frosting) 

  • 150gr mantequilla (a T.A.)

  • 335gr azúcar glass (tamizado)

  • 1 y 1/2cdas leche infusionada

Preparación En un bol grande batir la mantequilla a velocidad media-alta 5 minutos.

Limpiar bien las paredes del bol y añadir la mitad del azúcar glass. Batir 3 minutos.

Añadir la otra mitad del azúcar glass y batir 5 minutos más a la misma velocidad.

Por último, limpiar bien las paredes del bol y agregar la leche. Batir 2 minutos más.

Rellenar los cupcakes con vuestra mermelada favorita y decorar con el frosting de Earl Grey.

*Yo también he decidido decorarlos con unas margaritas de fondant con un cortador especial y dar un toque de color a los cupcakes pero si no, podéis probar con sprinkles o siropes*