Bundt cake marmolado de Red Velvet (Red Velvet marbled bundt cake)


Me encantan los bundt cakes... tanto por sus múltiples formas como por la combinación de sabores que se les puede dar y lo mucho que sorprenden a los comensales!!


Siguiendo con recetas para la Navidad, elegí hacer este bizcocho con marmolado de Red Velvet rojo intenso, típico color de estas fechas, y decorado con chocolate blanco y azúcar glass para dar un efecto nevado.


Bundt cake marmolado de Red Velvet

Ingredientes

  • 225gr mantequilla (a T.A. o pomada)

  • 600gr azúcar

  • 1cdita sal

  • 5 huevos

  • 1 yogur natural

  • 1 cda extracto de vainilla

  • 125ml leche

  • 375gr harina

  • 2 cditas levadura

Para la parte de red velvet:

  • 30gr cacao en polvo

  • 1/2cdita canela

  • 5cdas/75ml leche

  • 1cda colorante rojo en pasta


Preparación

Precalentar el horno a 170ºC con calor arriba y abajo y preparar un molde de bundt cake con spray antiadherente o mantequilla y harina.


En el bol de una batidora, batir la mantequilla junto con el azúcar y la sal a velocidad media-alta 6 minutos.


Añadir los huevos uno a uno ligeramente batidos, y cuando quede una mezcla ligada, añadir el yogur y el extracto de vainilla.


En un bol aparte, tamizar la harina junto con la levadura.


Añadir la mitad de los ingredientes secos a la mezcla de mantequilla y huevos y batir a velocidad mínima.


Agregar después la leche y cuando esté incorporada, la otra mitad de los ingredientes secos.

Separar 2 tazas y media (1 taza = medida de 250ml) y tamizar encima el cacao en polvo y la canela. Batir bien junto con la leche y el colorante hasta que no queden restos de colorante.


Echar la mitad de la masa blanca en el molde, seguido de la roja y después del resto de la blanca.


Dar unos golpes al molde para eliminar cualquier burbuja de aire que se haya podido quedar y pasar un par de veces un cuchillo por la masa para crear el efecto marmolado.


Tapar el molde con papel de metal dejando el hueco del molde abierto y hornear, con el calor sólo abajo, durante 50-70 minutos o hasta que al pinchar un palillo en la parte más ancha del molde, este salga limpio.

Poner encima de una rejilla y dejar reposar 15 minutos antes de desmoldar en la misma.


Dejar que se enfríe por completo antes de decorar con chocolate blanco derretido y azúcar glass.


Vais a ver lo mucho que impresiona el corte y lo riquísimo y esponjoso que está!!!