Bundt cake de limón, jengibre y semillas de amapola

Para esta receta, he decidido hacer un bundt cake de limón y jengibre con semillas de amapola y un glaseado de limón muy rico. Es muy sencillo de hacer y aguanta bastante tiempo sin secarse.


Además, si no os gusta el jengibre podéis sustituirlo por otra especia o simplemente quitarlo de la receta.

Las semillas de amapola son muy fáciles de encontrar en herbolarios o tiendas especializadas de repostería. No aportan sabor en este caso pero tienen una gran riqueza nutricional.


Bundt cake de limón, jengibre y semillas de amapola

Ingredientes

  • 420gr harina

  • 3/4cdita levadura

  • 3/4cdita bicarbonato

  • Pellizco de sal

  • 2cditas semillas de amapola

  • 250ml buttermilk (250ml leche+jugo del limón: dejar reposar 10 minutos)

  • 250gr mantequilla (a T.A.)

  • 250gr azúcar 

  • 3 huevos

  • Ralladura de 1 limón 

  • 1cda jengibre rallado (o 2cditas jengibre en polvo)

  • Glaseado: azúcar glass+jugo de limón

Preparación Precalentar horno a 170ºC con calor arriba y abajo y preparar la buttermilk.

En un bol mediano tamizar la harina, levadura, bicarbonato (y jengibre en polvo si se utiliza). Agregar la sal y las semillas de amapola.

En el bol de una batidora o un bol grande batir la mantequilla junto con el azúcar a velocidad media-alta 3 minutos.

A velocidad media añadir los huevos uno a uno y el jengibre y limón rallados. Seguir batiendo un par de minutos más.

Añadir la mezcla de ingredientes secos a velocidad baja en 3 veces alternándola con la buttermilk que ya tendrá que tener una textura grumosa, como si se hubiera cortado la leche.

Echar la masa en el molde y hornear, con calor solo abajo por entre 45-60 minutos.

Al sacarlo del horno, dejarlo enfriar 15 minutos encima de una rejilla y seguidamente desmoldarlo encima de la misma para que se enfríe por completo.

Decorar con el glaseado y ya estará listo para servir!