Bundt cake de limón con harina de espelta

Poco a poco van apareciendo harinas de diferentes tipos de cereal y legumbre, y nuevas formas de usarlas ya sea en recetas dulces o saladas.

Últimamente he estado probando algunas de las harinas que he encontrado y hoy os enseño una de las recetas que mejor me han salido y es de un tierno y delicioso bizcocho con un toque a limón hecho con harina de espelta.


La harina de espelta no es muy fácil de utilizar ya que si no se usa correctamente, puede dejar los bizcochos un poco apelmazados. Por eso, he aprovechado el aire que se obtiene al montar los huevos y una mayor cantidad de levadura para asegurarme de que el resultado sea muy esponjoso.

Bundt cake de limón con harina de espelta

Ingredientes

  • 5 huevos

  • 180gr azúcar

  • Pellizco de sal

  • 100ml aceite vegetal

  • 125ml yogur (natural o de limón)

  • 1 limón

  • 250 g de harina de espelta

  • 2cditas levadura

  • Para el glaseado: azúcar glass y jugo de limón

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparar un molde de bundt cake con mantequilla y harina.

Separar las claras de las yemas y montar las claras a punto de nieve junto con 2 cucharadas del azúcar y el pellizco de sal. Reservar.


En un bol grande o el bol de una batidora batir las yemas junto con el resto del azúcar a velocidad máxima 5 minutos hasta que aumenten de volumen y tengan un color más claro.


Bajar un poco la velocidad y añadir el aceite, el yogur ligeramente batido y la ralladura de limón.


Parar la batidora y tamizar encima la harina de espelta y la levadura. Batir lo justo a velocidad mínima hasta qué no queden rastros de harina.


Por último, usando una espátula o un batidor grande incorporar las claras con movimientos envolventes cuidadosamente.


Cuando esté todo bien emulsionado, echar la masa en el molde, dar unos golpecitos sobre la encimera para que se asiente bien, y hornear durante 35-45 minutos o hasta que al pinchar un palillo de brocheta, este salga sin restos de masa.

Sacar el molde del horno y dejar enfriar 15 minutos sobre una rejilla. Pasado ese tiempo, desmoldar sobre la misma y dejar enfriar por completo.


Para decorar, hacer un glaseado espeso con azúcar glass y jugo de limón, y cubrir el bizcocho a vuestro gusto.


Espero que disfrutéis mucho de esta receta y que me digáis si la habéis probado y cómo os ha salido!!