Bundt cake de calabacín y chocolate

Un bundt cake es un bizcocho con forma de volcán que se hornea en unos moldes especiales de la marca Nordic Ware y que tienen diseños muy especiales.



En este caso, me he decidido por un bundt cake con una textura parecida a la carrot cake y con un sabor no demasiado dulce que lo hace buenísimo.


Bundt cake de calabacín y chocolate

Ingredientes

  • 170gr mantequilla (a T.A.)*

  • 200gr azúcar

  • 100gr azúcar moreno

  • 3 huevos

  • 1cdita de vainilla

  • 250gr calabacín rallado

  • 350gr harina

  • 60gr cacao en polvo sin azúcar

  • 2 y 1/2 cditas levadura

  • 1cdita bicarbonato

  • Pellizco de sal

  • 125ml leche

*"a T.A." quiere decir "a temperatura ambiente" o pomada.


Preparación

Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.


Batir la mantequilla con los azúcares a velocidad media-alta 5 minutos.


Limpiar bien las paredes del bol y agregar los huevos uno a uno y la vainilla a velocidad media. Batir dos minutos más. Añadir también el calabacín.


Mientras, en un bol aparte, tamizar la harina junto con el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal.


Incorporar los ingredientes secos en 3 veces alternándolos con la leche a velocidad mínima y acabando a mano con ayuda de una espátula.


Transferir la masa a un molde de bundt cake muy bien engrasado con spray anti-adherente o con mantequilla y espolvoreado con cacao en polvo.


Hornear, con el calor solo abajo, durante 45-60 minutos, o hasta que al pinchar un palillo en el bizcocho, este salga limpio.


*Recomiendo poner el molde en una bandeja de horno por si acaso ya que, dependiendo de su tamaño, ¡el bizcocho se podría desbordar!


También tapé el molde con papel de metal para que no se tostase en exceso la superficie, e hice un agujero donde va el hueco del molde para fluyera bien el calor por el interior del mismo.*


Una vez pasado el tiempo de cocción, poner el molde en una rejilla y esperar 15 minutos antes de dar la vuelta al molde sobre la misma rejilla y desmoldar el bizcocho.


Mientras se va enfriando, hacer un glaseado poniendo en un cuenco azúcar glass e ir añadiendo nata para montar o leche poco a poco hasta que quede una textura parecida a la pasta de dientes.


Decorar con el glaseado y posteriormente, dejar que se enfríe totalmente antes de servir.